logo podologo malaga clinica del pie la malagueta
podologo niños malagapodologia infantil malagapodologo para niños en malagapodologo infantil malaga pies planos niños

Una de las preocupaciones más habituales de los padres es la alineación que presentan las piernas de su hijo vistas desde frente. El genu valgo, o lo que comúnmente se conoce como rodillas en X consiste en una alteración del ángulo que forman las piernas vistas desde frente, en la que las rodillas se juntan y los tobillos se separan. Todos los niños, pasan una fase de genu valgo fisiológico (totalmente normal) a partir de los 2 años y entre los 3 y los 5 de manera acentuada y hasta los 7 años , que es cuando se adquiere la alineación normal.

La forma en la que se colocan las piernas, es fundamental para la transmisión de las cargas desde el tronco hasta el suelo, pasando por las cadera, rodillas y pies; si la rodilla no está alineada, y se encuentra desviada hacia dentro, en este caso, se sobrecarga esa zona, pudiendo tener consecuencias no solo estéticas, sino que puede dar patologías por exceso de presión en esa zona.

Para valorar si la alineación es correcta o no, será necesario hacer una exploración física, donde será fundamental tener en cuenta la edad y el desarrollo del niño. La exploración puede complementarse con una radiografía, donde podremos cuantificar el genu valgo. Se consideraría alterado si la separación entre los tobillos supera los 8 cm.

Las causas que provocan esta alteración rotacional son muy variadas desde enfermedades congénitas, displasias, alteraciones de la placa del crecimiento, alteraciones rotacionales, malos hábitos posturales…etc. También se dan características en el niño que pueden favorecer esta deformidad, como podrían ser el sobrepeso o la hiperlaxitud, que hace que la rodilla del niño reciba más peso o que tenga menos capacidad de soportarlo, respectivamente. A veces ocurre que el niño coloque las rodillas en flexión o en extensión, lo que puede aumentar la apariencia de genu valgo o varo, sin serlo realmente.

El genu valgo se dará generalmente, bilateral, aunque es posible que aparezca de manera unilateral, debiendo prestar especial atención y seguimiento a estos casos.

Es común que se asocie con un pie plano y puede dar sintomatología como tropiezos, caídas frecuentes, dolor de rodillas, fatiga…

Es importante realizar un seguimiento continuo del niño para ver como evoluciona, si no se corrige solo, o si aparece sintomatología, será importante comenzar a tratar. El tratamiento dependerá de la severidad del genu valgo, pero podrá ir desde estiramientos y ejercicios musculares combinados con la corrección de los malos hábitos posturales (si los hubiera), hasta la utilización de plantillas que favorezcan la descompresión de la zona interna de la rodilla y reduzcan las rotaciones internas, férulas ortopédicas correctoras, pudiendo incluso ser necesario, en los casos más graves, requerir a la cirugía.

 

Pide cita ahora para una revisión de los pies de tus pequeños directamente a través este formulario de contacto de Clínica del Pie la Malagueta (Málaga)

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su teléfono (requerido)

Su Consulta

Más información
Contenido actualizado
Especialidad
Podología Infantil Málaga
Valoración
51star1star1star1star1star