logo podologo malaga clinica del pie la malagueta
podologo niños malagapodologia infantil malagapodologo para niños en malagapodologo infantil malaga pies planos niños

Puede ser frecuente al comenzar a andar, siendo “habitual” hasta los 2 años de edad, ya que lo hacen por falta de equilibrio, para controlar de esa manera el centro de gravedad y sentirse así más seguros. Suele tratarse de un mal hábito postural que adquieren los niños, siendo completamente corregible, aunque hay casos en los que puede ser debido a alguna alteración del tono muscular, de los reflejos o incluso a alguna deformidad ósea, por lo que es importante realizar una exploración completa para encontrar el origen.

 

Caminar de puntillas en niños que comienzan a andar, es algo habitual que puede considerarse normal hasta los dos años aproximadamente. Cuando el niño comienza a dar sus primeros pasos, se encuentra muy inestables, pierde el equilibrio fácilmente y es incapaces de controlar su centro de gravedad y van como tambaleándose de un lado a otro. Para intentar controlar ese centro de gravedad realizan una contracción muscular para adelantar el centro de gravedad, aproximándolo al suelo y sintiéndose menos oscilantes y por tanto, más seguras. Esta contracción muscular, entre otras, la realizan con la parte posterior de la pierna, haciendo que el pie quede “ de puntillas”. Una vez que la marcha va desarrollándose, van cogiendo confianza en si mismos, y según se normaliza la marcha, lo hace también este hábito. Esta presente, con mayor frecuencia, en niños que no han gateado, o niños prematuros, y algunos niños, mantienen esta marcha de puntillas a lo largo del tiempo, hasta incluso los 6 -7 años.

Una cosa que suele preocupar a los padres, es que mientras esperan a que este hábito se corrija, además de los esfuerzos por calzar al niño, ya que ningún zapato recoge la forma en la que el niño coloca el pie, es que desgasta todos los zapatos por la parte delantera de la suela de manera muy rápida. Es frecuente que el niño tropiece y se caiga mucho, ya que al no apoyar el talón, el peso delcuerpo se sustenta solo en la parte anterior, produciendo inestabilidades.

Cuando este hábito se mantiene, muy frecuentemente suele ser por malos hábitos posturales del niño, que comenzó haciéndolo como apoyo, continúo por diversión, y ahora lo hace por costumbre y porque le resulta más cómodo, llegando incluso a ser incapaz de apoyar el talón mientras camina (en los casos más instaurados). Es importante trabajar con ese niño para cambiar los hábitos posturales y conseguir que progresivamente vaya colocando el pie en ángulo recto durante la marcha y al dar el paso comience apoyando el talón, ya que esta sería la manera correcta de hacerlo. Además, si lleva mucho tiempo con ese hábito, la musculatura posterior suele estar contraída en exceso y la anterior con debilidad y flacidez, por tanto los ejercicios de relajación y potenciación muscular, simultáneamente, de manera constante y continua son fundamentales, y tiene muy buen pronóstico. También es interesante trabajar la propiocepción y la sensibilidad de la planta del pie, mediante estímulos táctiles de talón a dedos, ya que a veces el origen de comenzar a andar de puntillas es una sensibilidad aumentada en la planta del pie, lo que inicialmente le produce estimulos contradictorios al apoyar, y a base de no apoyar, la propiocepción se va alterando.

Para llegar a la conclusión de que este hábito es postural, hay que hacer una buena exploración y complementar con una historia clínica completa, para descartar otras causas , menos frecuentes, pero más graves, que pueden producir este tipo de marcha, como algún retraso en el desarrollo de las habilidades motoras, alteraciones neurológicas, óseas… en cuyo caso, el tratamiento será más complejo.

 

Pide cita ahora para una revisión de los pies de tus pequeños directamente a través este formulario de contacto de Clínica del Pie la Malagueta (Málaga)

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su teléfono (requerido)

Su Consulta

Más información
Contenido actualizado
Especialidad
Podología Infantil Málaga
Valoración
51star1star1star1star1star